La Arquitectura Brutalista

En primer lugar, la arquitectura brutalista es un estilo arquitectónico fácilmente reconocible por la predominancia y robustez que le otorga el concreto.

Este estilo fue ampliamente influenciado por el arquitecto francés Le Corbusier, especialmente por sus proyectos a gran escala como la unidad habitacional de Berlín.

La arquitectura brutalista tiene sus orígenes en los años 50 y 70 de los países comunistas europeos.

La controversia de la arquitectura brutalista

Al comienzo, los edificios que seguían este estilo arquitectónico eran considerados pilas de cemento sin ningún diseño o estilo arquitectónico.

Seguidamente, durante el 2005, el programa televisivo británico Demolition realizó una votación publica para seleccionar doce edificios que iban a ser demolidos y ocho de ellos eran edificios brutalistas.

Además, un artículo del 2014 en The Economist señaló la impopularidad de la arquitectura brutalista entre las personas y afirmaron que generalmente, las campañas de demolición estarán dirigidas a obras de este estilo.

Sin embargo, el uso masivo del concreto como material principal y los grandes tamaños de las estructuras son la esencia original de la arquitectura brutalista.

Características de la arquitectura brutalista

El material predominante es el concreto y hormigón, muchos edificios que siguen este estilo dejan las texturas de los moldes de madera que se usaron para dar forma al material.

Los edificios brutalistas mayormente poseen geometrías angulares repetitivas.

Debido las formas simples y geométricas, suele predominar la funcionalidad de todos los ambientes del proyecto, dejando al diseño en segundo plano.

Escases de ornamentación, el carácter robusto que le otorga el concreto suele ser suficiente.

La monumentalidad de las obras, los edificios de la arquitectura brutalista son muy grandes y los pilares y vigas que forman parte de la estructura cobran mucho protagonismo.

Obras de la arquitectura brutalista

Biblioteca Geisel / William Pereira

Ubicada en California, esta obra brutalista de 1970 posee una forma extraña que la hace ocupar un estado ambiguo entre la masividad y levitación.

Habitad 67 / Moshe Safdie

Para su construcción se utilizaron 354 bloques de hormigón prefabricados que se combinaron hasta crear 158 residencias.

Trellick Tower / Ernö Goldfinger

Su esbelto diseño, con una torre separada del resto del edificio y conectada por pasarelas ha logrado convertirse en un icono de la arquitectura brutalista.

Siguiendo con, este estilo es muy interesante porque es de los pocos que ha generado tanta controversia y rechazo por parte del público.

En conclusión, es un estilo lleno de historia, carácter y según tu criterio puedes tener opiniones diferentes de sus obras. A pesar de ello, no cabe duda que los proyectos y la arquitectura brutalista pasarán a la historia.

También te puede interesar:

Diseño de Arquitectura Sostenible

La arquitectura Azteca

Mies Van Der Rohe – Genio de la arquitectura moderna

Suscríbete a nuestro canal de YouTube.

Cursos que te recomendamos

Comienza por menos de $1 al día