¡Por tiempo limitado! Todos nuestros cursos para arquitectos por un único pago aquí.

La iluminación en interiores: Nociones básicas

La iluminación es un factor crucial en el diseño de interiores y es que un espacio mal iluminado puede opacar por completo el trabajo realizado quitándole expresividad al espacio. 

En cambio, un espacio bien iluminado podrá transmitir estilo, dinamismo y realzar o atenuar los elementos de la decoración como formas, texturas, muebles y accesorios. 

Además, una correcta iluminación generará un espacio cómodo, de descanso, acogedor o de trabajo. Esto según la finalidad del ambiente que se esté diseñando.

Factores a tomar en cuenta para una buena iluminación: 

Finalidad del espacio

Es importante tomar en cuenta qué actividades se van a realizar en ese ambiente y cuál es la necesidad principal de la persona que lo va habitar.

Estilo de la decoración

Tal como lo mencionamos en nuestro artículo sobre 7 tendencias para la decoración de salas, hay varios estilos que se puede utilizar según el gusto del cliente y la iluminación debe ir de la mano para complementarlo.

Ubicación

Las fuentes de luz se colocan de manera estratégica según lo que se busque resaltar. Vamos a ver más a fondo este punto en los tipos de iluminación.

Luz natural:

Hay espacios que cuentan con ventanas grandes y en zonas más iluminadas a los que llega la luz natural con mayor intensidad mientras en otros lugares difícilmente entra la luz. Por esta razón, la iluminación artificial en interiores será distinta en cada uno de ellos.

Tecnología

La tecnología a utilizarse y el tipo de instalación que se tenga a la mano influye se toma en cuenta para escoger el tipo de iluminación 

A continuación, te vamos a presentar algunos tipos de iluminación que podrás elegir para tus proyectos.

Tipos de iluminación

Iluminación general 

La iluminación general se refiere a aquella que va dar brindar la luz necesaria a todo el ambiente. Tiene como finalidad mantener una luminosidad uniforme en todos los espacios. 

En consecuencia con esto, se utilizan mucho en pasadizos y escaleras para facilitar el tránsito. 

Así, podemos utilizar puntos de luz en el techo, paredes y falso techo. 

Ejemplo iluminación general en interiores.
Ejemplo iluminación general
Fuente:Deledpro

Iluminación puntual o focal 

Este tipo de iluminación es más fuerte que el primero y se enfoca en un elemento espacio de la habitación. Así mismo, es importante que complemente la iluminación general manteniendo la armonía. 

Algunos ejemplos de este tipo de iluminación son las lámparas de mesa, de pie, luces de pared y techo. Estos elementos se utilizan para iluminar zonas de trabajo, estudios, área de maquillaje, entre otros.

Ejemplo de iluminación puntual en interiores.
Ejemplo de iluminación puntual.
Fuente: facildecoracion.com

Iluminación de exposición o de ambiente

Para esos ambientes temáticos o teatrales se utiliza este tipo de iluminación en interiores. La idea es colocar una luz protagonista como una lámpara, luz proyectada sobre un elemento en particular, velas o fuego.

Ejemplo de iluminación de exposición en interiores.
Ejemplo de iluminación en museo.
Fuente: People4lux

Iluminación decorativa 

La iluminación decorativa se usa para destacar algún detalle especial de la habitación. Es bastante común en lugares como museos y tiendas tanto en vitrinas como en el interior. 

El efecto que genera la luz hace que el objeto cobre protagonismo y se resaltan texturas o relieves. 

Dato importante: Las fuentes de luz se clasifican en incandescente, fluorescente, alógena, led, neón y de descarga.

Ejemplo de iluminación decorativa en interiores.
Fuente: Revista Family

Sistemas de iluminación de interiores

Directa

En este sistema se aprovecha toda la luz emitida debido a que el flujo luminoso se dirige hacia la la fuente. Sin embargo, hay que saber ubicarlos porque podemos acentuar sombras en exceso. 

Semi-directa

Aquí, el flujo de luz se orienta hacia el suelo y genera reflejos en paredes y techos. Por esta razón, suaviza las sombras y resulta bastante agradable a la vista.

Indirecta

En el caso de la luz indirecta podremos ver que se refleja hacia el techo. Debido a esto, pierde bastante luz por lo que se recomienda utilizar tonos claros en las paredes.

Difusa

Finalmente, el sistema difuso combina la iluminación directa e indirecta creando un balance entre ambos. Así, tenemos un mejor balance entre sombras y contrastes.

Esperamos que este artículo haya podido brindarte nociones básicas sobre iluminación en interiores y que puedas aplicarlo a tus futuros proyectos.

Si te gusta este tema y quisieras aprender un poco más te recomendamos revisar nuestros artículos y cursos relacionados.

También te puede interesar: 

Cursos que te recomendamos