¡Hasta 88% de descuento! - Sólo 10 vacantes por día.

Las 7 películas que todo arquitecto tiene que ver

Para todas las personas que disfrutan de la arquitectura fuera del trabajo, les dejamos aquí este Post donde seleccionamos las 7 películas que nos impactaron. Unos basados desde una crítica a la arquitectura Moderna, hasta la deshumanizacion de la ciudad y formación de espacios “ghetto” que provocaron la falta de planificacion de una obra arquitectónica y una ciudad.

The Fountainhead

Howard Roark es un arquitecto vanguardista, ávido de romper con todo lo hecho hasta ahora en los terrenos de la arquitectura. Dominique Francon es una columnista del periódico The Banner de New York que también ama la individualidad y todo lo que libere al hombre de la esclavitud de las ideas. Juntos, pero “separados”, iniciarán una guerra contra el mundo de lo convencional.

The Architect

La trama tiene como protagonistas a Leo, un arquitecto que en su juventud diseñó un complejo de viviendas de bajo presupuesto. Con el tiempo, el edificio se ha convertido en un lugar deteriorado, foco de la delincuencia. Como antítesis, encontramos a Tonya, una mujer que vive en ese edificio y lidera una campaña para derribarlo. Al buscar a Leo para que se una a la campaña, el arquitecto se niega a que su obra sea destruida.

Esta película refleja la responsabilidad que tienen los arquitectos que proyectan, donde es fundamental la relación que tiene este con su entorno urbano.

Mon Oncle

El señor Hulot (Jacques Tati) no tiene trabajo, ocupándose de llevar a su sobrino Gérard (Alain Becourt) a la escuela y traerlo después a la ultramoderna casa de su hermana (Adrienne Servantie), casada con el señor Arpel (Jean-Pierre Zola), quien intenta ocupar a su cuñado en la empresa de fabricación de tubos de plástico en la que trabaja.

The Pruitt-lgoe Myth 

Destruido en una dramática y publicitada implosión, el complejo de viviendas públicas Pruitt-Igoe se ha convertido en un símbolo generalizado de fracaso entre arquitectos, políticos y responsables políticos.

El mito Pruitt-Igoe explora los problemas sociales, económicos y legislativos que condujeron a la disminución de la vivienda pública convencional en los Estados Unidos y los centros urbanos en los que residían, al tiempo que rastrean las narrativas personales y conmovedoras de varios de los residentes del proyecto.

En los años de la posguerra, la ciudad estadounidense cambió en formas que la hicieron irreconocible, Chad Freidrichs analiza su desarrollo y fracaso.

Play Time

Hulot viaja a esta ciudad con el fin de encontrar a un oficial americano, pero lo único que encuentra es un mundo modernista cuya arquitectura le deja fascinado por las técnicas empleadas. Hulot se mezclará con los turistas americanos causando, como es normal, el caos.

En esta película muestra como el protagonista esta en desacuerdo con la era moderna y como esta cambió dramáticamente la forma en que vive la gente.

Medianeras

“Medianeras” es la historia de Mariana, Martín y la ciudad. Los dos viven en la misma manzana, uno frente al otro, en diferentes edificios, pero no pueden encontrarse. Sus caminos se cruzan sin saber el uno del otro. Ella sube una escalera y él la baja. Él monta en un autobús y ella se apea. Coinciden en el videoclub pero les divide una estantería de películas. Se sientan en la misma fila de cine pero la sala está a oscuras. La ciudad les une y a la vez les separa.

El hombre de a lado

El hombre de al lado narra un conflicto entre vecinos que parece no tener fin. Una simple pared medianera puede dividir dos mundos, dos maneras de vestir, de comer, de vivir. De un lado Leonardo (Rafael Spregelburd), fino y prestigioso diseñador que vive en una casa realizada por Le Corbusier. Del otro lado Víctor (Daniel Aráoz), vendedor de autos usados, vulgar, rústico y avasallador. Víctor decide hacer una ventana para tener más luz, y ahí empieza el problema: cada uno toma conciencia de la existencia del otro.

Si te gusto esta lista tal vez te interese